jueves, 30 de septiembre de 2010

Bravestarr (1987)

Necesitaban a 1.000 hombres de la ley. Tenían a uno. Él era suficiente.
 
Así empezaba Bravestarr, el primer héroe nativo-americano de los dibujos animados de los 80. Esta serie que pasó sin pena ni gloria por algunos canales de televisión fue creada en 1986 por el grupo Filmation (creadores de la exitosa saga de He-man y los Masters del Universo), en un ambiente “western-futurista”, ambientada en el planeta de Nueva Texas, un planeta desolado pero lleno de minas de Kerium (que es un mineral usado para dar fuerza a las naves, muy preciado y escaso en la galaxia), y de colonos mineros que las explotaban… y como siempre, donde hay riqueza, hay bandidos y aquí entran Tex Hex y su banda de malechores, que se dedicaban a asaltar a los mineros y a robarles el mineral.

Esta serie, creada por Donal Kushner y Peter Locke, se emitió en USA desde setiembre de 1987 a diciembre de 1989.

Al revés que con He-Man, en los cuales Mattel creó primero los muñecos y luego se hizo la serie de TV, ellos idearon esta idea que después licenciaron con la empresa juguetera, con muchas expectativas que al final no se cumplieron, al no terminar de enganchar.



Los habitantes de Nuevo Texas pidieron ayuda para luchar contra los delincuentes y les enviaron al Marshall Bravestarr junto con la Juez espacial JB. Si a estos les añadimos a 30/30, el caballo mecánico de Bravestarr, que podía tomar forma antropoide y cargar con una poderosa arma y al ayudante Fuzzy, ya tenemos al equipo de los buenos al completo.

El argumento básico de la serie es la lucha entre nuestro sheriff y su némesis (Tex Hex), es decir, la tópica lucha entre el bien y el mal, pero ambientado en el Wild Wild (Space) West.




El sheriff, no estaba sólo para luchar contra los malos, gracias al Shamán, que tenía poderes místicos, y como estaba inspirado en los nativos-americanos, que son una de las razas más “cercanas a la Tierra”, sus poderes provenían de los animales. Cuando lo necesitaba, Bravestarr podía invocar la fuerza del oso, los ojos del águila, la velocidad del puma y el oído del lobo. Si a sus habilidades aumentadas le sumamos un caballo cyborg que habla y que lleva un bazooka digno de los Transformers, está claro que los malvados no tienen nada que hacer… además, tenía muy buena puntería.


Tex Hex y su banda, forajidos que se dedican a robar a los mineros y a hacer todo lo que hacen los forajidos (cosas malas, por defecto), están bajo la protección de Estampida, el archienemigo de Shamán, que también tiene poderes místicos (robados a la tribu de Shamán, los habitantes originales del planeta) y que le ha dado más fuerza a Tex, otorgándole unas pistolas mágicas para… uh… disparar, aunque cuando le dan a alguien lo convierte en un Dingo, a su servicio, claro.

Lo mejor de Tex es, sin duda, su mostacho, largo y estilizado, uno de los villanos más carismáticos de todos, aunque acabe siempre siendo derrotado, pero si no fuera así, no serían dibujos animados, no?



También se hizo una película, en el 88, pero como la serie no llegó a tener éxito (sólo duró una temporada), el film tampoco tuvo demasiado, y sólo salió en vídeo en Inglaterra.





Los personajes más importantes de la serie son:

Bravestarr
 
Juez JB (el personaje femenino de la serie, compañera de Bravestarr)
 
30/30 (inseparable compañero equino y ayudante, el encargado de hacer los chistes fáciles y sarcásticos)
 
Shamán (mentor y guía espiritual)
 
Ayudante Fuzz (enano ayudante en la oficina del Sheriff, el secundario cómico)
 
Tex Hex
 
Estampida (brujo místico, que le dió los poderes a Tex)
 
Tormenta de Arena (feo integrante del grupo de los malos, que podia escupir arena y provocar sueño (The Sandman?)
 
Outlaw Skuzz (siempre con un puro en sus dedos, otro malo)
 
Vipra (el contrapunto de JB en mala, y encima con cara de serpiente)
 
Thunder Stick (el rápido pistolero que nunca puede faltar en una serie de Cowboys)
    Cantinero




    Video de Inicio

    video





     

    miércoles, 29 de septiembre de 2010

    Los Centuriones (1985)


    En un lugar de la Tierra y en un futuro cercano, un genio maligno, el cyborg Doctor Terror, trata de conquistar la Tierra; el es asistido por Hacker, su compañero cyborg y un ejército de "Doom Drones". Había dos tipos de drones: Golpeadores, que eran los más vistos, eran robots andantes con cañones láser en vez de brazos. El otro tipo eran los Straferque es un robot volador de doble ala delta, armado con misiles y lásers.
    El Doctor Terror y Hacker son capaces de volar, cambiando su mitad puramente robótica por un Straffer sencillo con un sólo par de alas. En muchas ocasiones ellos son acompañados, empezando con el primer episodio, por la hija del Doctor Terror, la hermosa morena Amber.
    En cada intento sus malignos planes son frustrados por los heroicos Centuriones. Los Centuriones son un equipo de hombres vestidos en exo-trajes que les permiten (al grito de "Poder Supremo") fusionarse con increíbles sistemas de armas de ataque, convirtiéndose en lo que el programa llama el Poder Supremo del hombre y la máquina! El resultado final es una plataforma de armas intermedia entre una armadura de poder y un mecha. Originalmente habían tres Centuriones: 


    Max Ray - Especialista en las Operaciones Marinas.

     Jake Rockwell - Especialista en las Misiones Terrestres.

     Ace McCloud - Especialista en las Operaciones Aéreas.

    Los Centuriones tienen su base en una estación espacial orbital, llamada Sky Vault donde la hermosa, pelirroja (y muy inteligente) Dra. Crystal Kane, usa un rayo transportador para enviar a los Centuriones y a los sistemas de armamento solicitados, a donde ellos sean necesitados. Crystal está siempre acompañada de Shadow un perro, cuyo dueño es Jake Rockwell, o de Lucy una orangután, o en la mayoría de los casos de ambos. Shadow usualmente está más involucrado con las batallas de los Centuriones que Lucy, y carga un harnés con un lanza misiles doble. Crystal sugiere tácticas y envía equipo según se solicite.
    Posteriormente, en nuevas emisiones, dos Centuriones más fueron añadidos para romper el esquema tradicional y tal vez proponer alguna diversidad racial. Ellos eran:
    • Rex Charger - Experto en Energía.
    • Joe Thunder - Apache Experto en Infiltración.

    Armamento

    Cada uno de los Centuriones está especializado para un ambiente específico, originalmente tierra, mar o cielo/espacio. Todos tienen múltiples sistemas de armas de ataque que pueden ser 'ensamblados' en sus exo-trajes. Como evidencia en la serie de cinco episodios "Man or Machine", los exo-trajes también sirven como exoesqueletos amplificadores de fuerza. Esto explica cómo los Centuriones pueden cargar el peso completo de sus sistemas de armas sin molestia aparente. En el primer episodio de esta miniserie Max fue mostrado con la capacidad de levantar una nave aérea de ala rotatoria de considerable tamaño y peso, mientras usaba el sistema de armas conocido como "Tidal Blast" traducido como "Rompeolas".
    También es mencionado en la serie que los exo-trajes (también conocidos como "protectores") actúan como trajes espaciales, permitiéndole a los Centuriones sobrevivir a grandes profundidades marítimas o en el vacío del espacio, asumiendo que usen cascos de soporte vital (episodio "Operation Starfall"); y además los protegen de efectos nocivos (posiblemente letales) del sistema de envío que utilizan para transportarse (episodio "Let the Lightning Fall")
    La computadora del Skyvault tiene que ensamblar los sistemas de armas de ataque para ser acoplados a los exo-trajes. Estas piezas no pueden ser unidas manualmente a los puntos de ensamble de los exo-trajes. Sin embargo, los Centuriones pueden expulsar sus sistemas de armas de sus trajes en cualquier momento.
    Los Centuriones también están en capacidad de solicitar a Crystal o a la computadora de la Skyvault que recoja sus armas y las cambie por otra plataforma. La "muda de ropa" más común se presenta cuando Ace McCloud pide la recogida de su "Sky Knight" y opta por el más poderoso sistema "Skybolt" para ser colocado en su lugar.

     Video ed Inicio
    video

    lunes, 27 de septiembre de 2010

    Los Cazafantasmas (1986)

    La productora responsable de traer “Los Cazafantasmas” a nuestros televisores fue la misma que nos bendijo con “He-Man” y con el western futurista de “BraveStarr”: la siempre criticada Filmation, cuyos trabajos solían definirse por una animación de bajo coste y la inclusión de una lección moral al final de cada capítulo.
    En este caso, Filmation aprovechó el tirón de “Los Cazafantasmas” de Columbia para desarrollar su propia serie de dibujos animados, tomando, a su vez, como base una comedia televisiva de acción real y corta vida producida por la propia Filmation en 1975 y que estaba protagonizada por dos cazafantasmas incompetentes y un tipo disfrazado de gorila. Sólidos cimientos para una serie de éxito.

    El primer episodio: ‘Los hijos de los Cazafantasmas’

    Para leer este artículo primero he de crear la atmósfera apropiada. Y creo que no hay mejor manera de hacerlo que con el opening de la serie:
    video


     ¿Listos? Bien, la primera escena del episodio nos presenta al malo de turno tocando un órgano flotante para salir de la prisión dimensional en la que se encuentra encerrado. Se trata del infame Premier Malvado, y, después de haber visto un par de episodios de la serie, no me cabe duda de que está a la altura de todos los Skeletor y comandantes Cobra del mundo. Comprobémoslo:


    • ¿Aspecto diabólico y amenazador? Por supuesto. No se puede fallar con un fantasma-robot vestido con una túnica roja.
    • ¿Deseo irrefrenable de conquistar el mundo? Solo si hay planes descabellados de por medio.
    • ¿Risa diabólica? Y sintetizada incluso.
    • ¿Lacayos torpes y estúpidos? ¿Acaso hay otros?
    Y a todo lo anterior hay que añadir que, cuando se enfada, Premier Malvado se pone de color rojo y echa humo por la boca. Creo que lo único que se le puede pedir es que se libere cuanto antes de su prisión para deleitarnos con su vis cómica; cosa que consigue tras tocar el “acorde perdido”. Dios bendiga a los fantasmas de recursos.


    Mientras tanto, en la Tierra, en una mina embrujada, dos de los Cazafantasmas de la serie de los setenta (los que no iban disfrazados de gorila) enseñan los secretos del oficio a sus hijos. Los chicos, sin embargo, no parecen entusiasmados con la idea de continuar el legado familiar. Y, la verdad, no me extraña. Tienen pinta de rondar los treinta y deberían estar buscando un trabajo serio en lugar de jugar a Scooby-Doo con sus padres.
    Permitanme que se los presente: el que se parece al panadero de Barrio Sésamo es Jake, un héroe sosainas que bizquea y al que le pica la nariz cuando hay fantasmas cerca, y el gordito se llama Eddie, paradigma de personaje asustadizo y borrico. Al tercer miembro del grupo lo conoceremos más tarde, pero ya os adelanto que se trata de un gorila con sombrero.


    El primer fantasma al que se enfrentan nuestros héroes es Miedosín, un robot-esqueleto de voz afeminada cuya única habilidad conocida es desmontarse a la primera de cambio. Yo no lo utilizaría ni como perchero, pero ya podran imaginarse que Premier Malvado estará deseando incorporarlo a su hueste diabólica.
    Tras demostrar una absoluta falta de puntería con el desmaterializador, los inexpertos cazadores tratan de capturar a Miedosín con la goma-fantasma, una especie de chicle rosa con el que solo consiguen atraparse a sí mismos y estropear sus extravagantes ropas de fiebre del sábado noche.
    Los padres acuden en ayuda de sus muchachos, y Miedosín acaba siendo desmaterializado. Apenas un instante más tarde, Premier Malvado aparece de la nada a bordo de su órgano espacial, presentándose como “el líder de los fantasmas y espíritus diabólicos” y luchando por pronunciar la palabra “cazafantasmas” sin hacer una pausa detrás de cada sílaba.


    Al ver que el desmaterializador no sirve de nada contra este nuevo enemigo, padres e hijos ponen pies en polvorosa. Por suerte para ellos, su perseguidor peca de incauto (en realidad, es que es imbécil) y se deja atrapar fácilmente en una cámara acorazada. Allí Premier Malvado pasa la friolera de cien años con una mascota-fantasma por única compañía. Algunos recordaran a Vampirrata, mitad rata azul, mitad babosa verde y, como Orko en “Los Amos del Universo”, el alivio cómico de una serie que no lo necesitaba. Por cierto, menos mal que Premier Malvado llevaba una tiza para contar sus años de encierro. Se nota que piensa en todo.
    En este mundo del futuro, Vampirín, una copia alada del Piglet de “Winnie the Pooh”, entra en la mina buscando un compañero de juegos y es engañado por Premier Malvado para que lo libere de la cámara acorazada. Por fin ha llegado la hora de la venganza. ¡Bwahahahahaha!


    De vuelta a los felices ochenta, los Cazafantasmas veteranos enseñan a sus retoños las oficinas donde trabajarán a partir de ahora: el denominado Comando Cazafantasma, un patio de recreo para cualquier niño al que le gusten las cosas extrañas y la decoración de la Noche de Brujas.
    Aquí los chicos se familiarizan con el Calaverófono, una calavera-teléfono que siempre responde a las llamadas diciendo “Han tenido muchísima suerte, los Cazafantasmas no se encuentran en casa”; y con el Esquelevisión, un esqueleto-televisor que solo retransmite imágenes que permitan que avance la trama. También conocen al inventor de todos los aparatos cazafantasmas, Tracy, un gorila disfrazado de explorador que incluso tiene su propia cámara de fotos.


    Mientras tanto, en el recién inaugurado cuartel general de los malos, Premier Malvado se pregunta dónde están los fantasmas que ha “contratado”. Ya veis, se puede ser un asno perverso y al mismo tiempo estar al corriente de los pagos a la Seguridad Social.
    Los sicarios forman filas y Premier Malvado pasa lista para que luego los niños puedan pedir los muñecos por su nombre en Navidades y cumpleaños.


    El primero en presentarse es Loberto, que se introduce a sí mismo como “el hombre-lobo del futuro”, lo cual, dicho sea con los máximos respetos hacia el que fue uno de los muñecos favoritos de mi infancia, es completamente absurdo, porque para lo que nosotros es el futuro, para él, obviamente, es el presente. También su nombre es ingenioso. A mí jamás se me hubiera ocurrido sustituir la “r” por la “l”. Ah, la imaginación…
    Seguidamente se presentan Misteria, la dama de lo malévolo que llama a todo el mundo “cariño”; Bola de Cebo, el pirata de las siete galaxias, aunque nunca dice cuáles; Trancelot, un “caballero muy malo al que todos temen” (yo solo repito sus palabras, juzguenlo ustedes mismos); Aparicia, la suprema hechicera, “oh”, de los espíritus, “oh”; Cazador, el, em, cazador que, em, caza… supongo; Floatzart, el maestro musical del terror (Jesús…); y Miedosín, al que ya conocimos en la mina.
    Al mando de semejante panda de tarados, a lo más que aspiraría uno es a hacer una excursión en autobús, pero Premier Malvado está convencido de que con ellos puede gobernar la Tierra. Eso sí, antes tiene que resolver un asunto pendiente: dar un escarmiento a los Cazafantasmas. ¿Cómo? Bueno, puede retroceder en el tiempo con su órgano mágico, así que sus opciones de venganza son prácticamente ilimitadas. De momento, no obstante, escoge la más estúpida de todas: secuestrar a los Cazafantasmas senior en su propio presente. El mundo de hoy necesita más villanos como este.


    Una vez más en los años ochenta, y tras concertar una entrevista televisiva con la periodista Jessica Wray (otra habitual de la serie), los Cazafantamas jr se enteran por la Esquelevisión de que Premier Malvado está poniendo en peligro el futuro, y, al ver que sus padres no están en la casa, deducen que esto también es obra del líder de los fantasmas. No es que sus viejos fueran a huir a Europa abandonándoles con una casa encantada, un gorila piojoso y un montón de deudas, ¿verdad?


    Antes de partir al rescate de sus padres y salvar el futuro, Eddie descubre por accidente el, tachán-tachán, ¡Cuarto Secreto de Transformación! ¿Y qué es esto?, se preguntará más de uno. Pues sencillamente una de las ideas más extraordinarias que se ha visto en una serie de televisión. Al grito de “¡Al ataque, Cazafantasmas!”, Jake y Eddie suben a un ascensor óseo y son transportados a una dimensión de grotescas cabezas flotantes que parece un cuadro de Dalí mezclado con la ilustración de un álbum de Iron Maiden. ¿Y para qué entran ahí? Para ponerse el uniforme de cazafantasmas. Minuto y medio de secuencia. En cada episodio. Solo para vestirse. Filmation conocía bien su negocio. Hagan click aquí para ver el vídeo.


    En el garaje, el trío de cazafantasmas conoce a Cazacarcacha, el automóvil parlante más fantástico de la televisión, con permiso de KITT, y el único capaz de convertirse en una nave voladora que viaja en el tiempo. Porque Filmation no busca excusas argumentales, las crea.


    Y aquí, amigos míos, termina el episodio de hoy, y con él, nuestro artículo.

    jueves, 23 de septiembre de 2010

    Calabozos y Dragones (1983)

    Dungeons & Dragons (conocida en Hispanoamérica como Calabozos y Dragones y en España como Dragones y Mazmorras) es una serie de televisión de dibujos animados coproducida entre Marvel Comics y TSR, Inc. y emitida por primera vez por CBS en Estados Unidos en 1983. Está basada en el popular juego de rol Dungeons & Dragons. La serie fue tan popular en Estados Unidos que se hicieron de ella tres temporadas.

    Aunque estaba dirigida a una audiencia joven, esta serie animada era inusual para los niños por la cantidad de ética y de empatía exhibidos por los protagonistas al espectador. Era habitual que estos últimos perdieran la esperanza y rompieran a llorar. El nivel de la violencia era polémico para la televisión de los niños en ese entonces, un episodio, La tumba del Dragón, fue abandonado debido a que los personajes tenían contemplado matar a su némesis El Vengador. En 1985 la National Coalition on Television Violence, dijo que era la serie animada más violenta mostrada en la TV. Las críticas no se debían tanto a la serie misma sino que la asociaban con contenido oculto.

    En 1987, la serie se estrenó en Francia y en el Reino Unido, en los canales vía satélite se emitían repeticiones por las tardes en los 90. En 1999, Saban Entertainment compró los derechos de la serie. Saban se unió con Fox Entertainment Grupo, y durante un tiempo (cerca de seis meses), la serie de Dungeons & Dragons se transmitió los sábados por la mañana y de lunes a viernes por la tarde. En agosto de 2002, Disney adquirió a Fox y Saban los derechos; sin embargo, no se había emitido en canal afiliado de la televisión hasta que el 7 de Abril de 2006 se transmitió en Jetix, en Toon Disney y en Boomerang del Reino Unido. BCI ha adquirido recientemente los derechos de DVD. La serie tuvo mucho éxito en Brasil, y fue transmitida durante el Show de Xuxa, el programa infantil más famoso de Brasil. La serie entera está actualmente disponible en DVD en el Reino Unido y a día de hoy se busca a los actores que dieron su voz para hacer el último episodio.

    Sinopsis
    La historia comieza cuando un grupo de amigos va a divertirse a la feria, entran en la atracción de Dungeons & Dragons, que consiste un paseo en montaña rusa en el cual ven monstruos por el camino, luego se abre una puerta dimensional y los lleva al mundo de Dungeons & Dragons.
    Al llegar conocen al Amo del Calabozo, el cual les da armas especiales a cada uno; éste será su guía y mentor.
    La secuencia original del título es una dramatización concisa de la llegada de los niños al reino y el reparto de sus armas respectivas según su propio carácter. La segunda versión de la temporada empieza con el paseo, sólo cambia a una sucesión estilizada de la acción con los niños, más acostumbrados a las demandas del reino, librando competentemente la batalla.

    Personajes:

    Hank: El mayor del grupo, líder natural y el más maduro. Exceptuando a Eric, sus órdenes no son cuestionadas. Hank es el Arquero, (Ranger, en la versión inglesa) el Amo del Calabozo le entregó un arco mágico que dispara flechas de energía. A menudo utiliza estas flechas resplandecientes para iluminar una habitación, para activar interruptores fuera de alcance, para atravesar los espacios y para crear lazos o columpios para subir. Su temor oculto es el fracasar al ser el líder.




    Diana: La Acróbata. Es en ocasiones portavoz del grupo. Es buena en el trato con animales, y también es una persona segura, que mantiene la cabeza fría en situaciones peligrosas y es capaz de conectar con cada uno del los miembros del grupo. A menudo contradice a Eric, por pura diversión. Estas cualidades la hacen la líder en ausencia de Hank. Diana tiene una especie de jabalina o lanza mágica que por lo regular utiliza para saltar, lo que complementa sus habilidades acrobáticas naturales, permitiéndole salvar grandes abismos. Su temor oculto es perder sus habilidades.


    Sheila: La Ladrona (así dice cuando el Amo del Calabozo los nombra en inglés). Sheila tiene una capa mágica, cuando la capucha se levanta sobre la cabeza, la hace invisible. Es la hermana mayor de Bobby y por tanto muy protectora con él. Sheila es generalmente sensata, amable y amistosa, pero es también un personaje lleno de desconfianza y temor; su temor más grande es estar totalmente sola. Esto resulta irónico pues su objeto mágico, la capa de invisibilidad, le permite ser ignorada por completo incluso entre la multitud. Aun así, hay ocasiones en las que se atreve a engañar a sus enemigos (como poner unos contra otros a una banda de hombres del Vengador y bullywug). Su compasión y simpatía le han hecho ganar varios amigos en el Reino. Se rumorea por fans de la serie que está enamorada de Hank pero ese aspecto nunca fue confirmado en la serie.

    Eric: El Caballero. Abre la boca cuando no debe hacerlo, es un poco cobarde y siempre está listo para un comentario sarcástico en el momento más inoportuno. Sin embargo es muy gracioso, Eric cumple también el papel del personaje humorístico. A pesar de su egoísmo, Eric es potencialmente también el personaje más práctico quejándose acerca de las situaciones horribles en que ellos se encuentran. Su temor más grande es quedar en ridículo. A pesar de su cobardía y la desgana, Eric también es capaz en ocasiones de mostrar un lado heroico, normalmente bien escondido, y a veces salva a sus amigos del peligro con su escudo mágico, que puede proyectar un campo de la fuerza. También es a veces quien propone una idea decisiva. En una ocasion tomó el puesto del Amo del Calabozo cuando este, para demostrarle lo difícil que es realizar su papel, decide concederle sus poderes por un día y así además aprovechar para tomarse unas mini vacaciones; para ser justos con Eric, desempeñó su papel con bastante dignidad. El creador de la serie Mark Evanier reveló que la naturaleza contradictoria de Eric fue impuesta por grupos de padres y pedagogos para transmitir un nuevo mensaje tratando de superar el tópico de aquella época de que «El grupo siempre tiene razón, el quejón... siempre se equivoca".

    Presto: El Mago. Presto, el ilusionista bienintencionado, diligente pero desesperado. Él es el estereotipo de nerd de los 1980s. Sufre de falta de confianza en sí mismo y de nerviosismo, que manifiesta en el uso de su objeto mágico; su sombrero mágico le permite obtener todo tipos de artículos pero, generalmente, o no los necesitan, o aparecen de una forma que no era la esperada, aunque a veces saca objetos útiles (un lanzallamas contra un dragón de la lava, o un atomizador de herbicida contra un monstruo-planta).Perder sus gafas es su temor más grande. En el episodio La Ciudad en la Orilla de la Medianoche se muestra que él era conocido como Presto aún antes de venir al reino mágico, e implica que él constantemente trataba de mostrar a las personas las artimañas mágicas que no salieron, que lleva a su apodo las insinuaciones y el por qué de sus intentos de magia con su sombrero que no siempre funciona como el espera.

    Bobby: El Bárbaro. Es el miembro más joven del equipo. Su ropa recuerda a los Vikingos. Tiene un garrote mágico capaz de producir terremotos. Es el hermano menor de Sheila, impulsivo y listo para correr de cabeza en la batalla, aún contra enemigos físicamente superiores. Tiene una relación cercana con Uni. Su temor escondido es no verse impotente ante el peligro. Suele discutir con Eric con frecuencia.

    Uni: Una Unicornio la mascota de Bobby, la encontró en el primer episodio y siempre lo acompaña. Puede hablar pero con dificultad, por lo general siempre está de acuerdo con Bobby es sus opiniones. Uni es traviesa y llega a ser la víctima que necesita ser rescatada en algunos episodios, aunque pueda ser también útil en algunas situaciones, por ejemplo cuando ayudó a guíar a Presto cuando él fue separado de los otros en el episodio P.R.E.S.T.O. Hechiza un Desastre. Además, aunque se le ve en muy pocas ocasiones usándolo, Uni tiene en su poder la habilidad de teletransportarse una vez al día, aunque esta habilidad no se revelará hasta el cuarto episodio. Mientras los unicornios adultos relinchan como caballos, Uni hace un sonido parecido al de una cabra ("meeeee"), quizás porque ella es todavía un potrillo. Cuando Bobby y los otros vuelvan a la Tierra, se presume que Uni debe ser dejada atrás, no está claro si ella podría sobrevivir lejos del Reino.

    El Amo de los Calabozos: Conocido como "El Amo del Calabozo" en España, es amigo del grupo y su mentor, les proporciona consejos y ayuda importantes, pero a menudo en una manera enigmática que no tendrá sentido hasta que el equipo haya completado la búsqueda de cada episodio. Él fue quien suministró las armas al grupo y es quien da pistas a los niños para que vuelvan a su hogar. Sin embargo, aunque es posible que sea el personaje más poderoso del Mundo Mágico, y aunque con su poder podría devolver fácilmente a los niños a casa él mismo, e incluso destruir a Venger, el equilibrio del Bien y del Mal en el Mundo Mágico le impide hacerlo.

    El Vengador: Conocido como Venger en España, es el antagonista principal y el hijo del Amo del Calabozo (se desveló en el episodio El Cementerio del Dragón, y se menciona otra vez en Réquiem, el episodio perdido). Vengador es una fuerza maligna, comparable al diablo. Tiene un poderoso cuerno y cuenta con la ayuda de Demonio Sombra, su mano derecha. Tiene una voz profunda y artificial similar a la de Darth Vader. Aunque a primera vista aparenta ser invencible, siempre es derrotado por los niños. Finalmente, en el capítulo Ciudadela de Sombras es derrotado por su hermana Kareena y encerrado en un anillo gracias a la ayuda de Sheila. No vuelve a aparecer en los episodios restantes. Tiene un aspecto de demonio-vampiro con afilados colmillos, un cuerno y alas de murciélago. Su montura es un caballo negro alado.

    Tiamat: El gran enemigo del Vengador, Dios de los dragones, con una voz chillona y cinco cabezas. Aunque Vengador y los niños temen y evitan generalmente a Tiamat, los niños hacen un trato con el en un episodio (El Cementerio del Dragón) frustrando al Vengador. Las cinco cabezas de Tiamat corresponden a los cinco tipos de Dragones.







    Video de Inicio
    video