viernes, 12 de noviembre de 2010

Caballeros del Zodiaco (1986)

La serie animada de Saint Seiya se emitió en la cadena televisiva TV Asahi desde el 11 de octubre de 1986 hasta el 1 de abril de 1989 en tres temporadas de 114 episodios en total.

Inicialmente, la serie tenía planeados 52 capítulos. Sin embargo, los realizadores decidieron ampliar la historia, dejando de esta manera la primera temporada de la serie con un total de 73 episodios cuya trama estuvo basada en el primer capítulo del manga: Santuario con algunos añadidos en la historia.
Antes de que se venciera el contrato fue pactada una segunda temporada: Asgard (ep. 74 al 99), cuyo argumento no se basó directamente en el manga original, sino que fue inspirada en el episodio Hyōga en el país de los hielos que se encuentra al final del tomo 13 del manga.

Posteriormente siguió una tercera temporada correspondiente al segundo capítulo del manga: Poseidón (ep. 100 al 114). Recientemente, el tercer capítulo del manga, El Hades, terminó con 31 capítulos. Habiéndose dividido en Parte del Santuario (13 episodios), Parte del Infierno (12 episodios), Parte de Los Campos Elíseos (6 episodios). 

Preludio:

Trece años antes de los eventos narrados en la serie, Atenea en forma de una pequeña recién nacida, aparece a los pies de su estatua en el Santuario de Grecia. Sabiendo que este hecho significa la proximidad de una nueva Guerra Sagrada, el Patriarca, segundo en jerarquía en el Santuario (después de Atenea), convoca a los Santos de oro: Saga de Géminis y Aioros de Sagitario, para nombrar a su sucesor. Escoge a Aioros, por su valor y sabiduría y le da indicaciones para la educación de Atenea y la formación de una nueva legión de Santos. Sin embargo, Saga no queda conforme con la decisión del Patriarca y en la cima de Star Hill le da muerte. Luego, haciéndose pasar por él, intenta asesinar a la pequeña Atenea, pero es detenido por Aioros, quien consigue escapar llevándose a la niña, no sin antes haber descubierto al usurpador. El falso Patriarca lo ataca y lo acusa de traición, y envía a varios Santos con el objetivo de asesinarlo. Aioros, mortalmente herido por el Shura de capricornio enviado por el patriarca, logra salir del Santuario con Atenea, y antes de morir le entrega a la bebé y su armadura a un turista japonés multimillonario llamado Mitsumasa Kido.

Mitsumasa Kido, es el líder la Fundación Graude, una gran organización con prestigio en el ámbito internacional. Sin embargo, este personaje esconde un gran secreto: como resultado de sus aventuras amorosas ha embarazado a muchas mujeres alrededor del mundo. Adopta a la pequeña Atenea como su nieta y le pone de nombre Saori. Luego de algunos años de su encuentro con Aioros en Grecia ,y preocupado por los acontecimientos en los que se ha visto involucrado sin querer, toma una severa decisión: usará a sus hijos para la formación de una nueva legión de Santos, misión encomendada originalmente por el Patriarca a Aioros. Para esto, reúne a cien de sus hijos en un Orfanato en Japón y luego de averiguar la ubicación de los principales lugares de entrenamiento para Santos, realiza un sorteo donde cada uno escoge su destino. De esta manera a Seiya le corresponde ir al Santuario de Grecia, Shiryū a los Cinco Picos de China, Hyōga a Siberia, Shun a la Isla de Andrómeda e Ikki a la Isla de la Reina Muerte.

Al año siguiente, Mitsumasa Kido, satisfecho porque su plan está correctamente encaminado, muere en Japón, dejando a su nieta Saori como la nueva líder de la Fundación Graude. 

El Santuario:
Saori/Atenea con 13 años de edad, consciente de su responsabilidad como diosa de la Tierra y sabiendo que esta próxima una Guerra Santa, decide recuperar el control del Santuario en Grecia y el dominio sobre los Santos.

Para lograr esto, decide que es necesario atraer la atención de su enemigo que provocó su abrupta salida del Santuario. Para ello, usa los recursos de la Fundación Graude para organizar una competencia de lucha que enfrente a los diez huérfanos que lograron sobrevivir y convertirse en Santos de bronce y que tendría como premio la armadura de oro de Sagitario (entregada por Aioros a Mitsumasa Kido).

Hasta el Santuario llegan noticias de este evento, y por primera vez en muchos años se conoce la ubicación de la armadura de Sagitario. Además, se origina una reacción negativa de parte de muchos de los Santos debido a que un torneo de esta naturaleza contraviene los preceptos fundamentales de Atenea (un Santo sólo pelea por la justicia y nunca por propio beneficio u orgullo). Por ello, el Patriarca ordena la muerte de los participantes.

De esta manera, Hyōga, ahora convertido en el Santo de bronce del Cisne, es el primero al que se le ordena acabar con sus ex-compañeros de orfanato. Para lograr su propósito acude al Torneo Galáctico, sin embargo al presenciar el combate entre Seiya de Pegaso y Shiryū de Dragón, desiste en cumplir con la orden dada por el Santuario.

El Torneo se realiza de manera normal, hasta la aparición de Ikki, uno de los huérfanos supervivientes, ahora convertido en Santo de bronce del Fénix y líder de los Santos Negros. Ikki roba la armadura de Sagitario, por lo que Seiya, Shiryū, Hyōga y Shun unen sus fuerzas para recuperar la armadura, objetivo que logran luego de derrotar a Ikki. Sin embargo, casi al instante son atacados por los Santos de plata, los cuales son derrotados uno a uno por los Santos de bronce con una relativa facilidad.

Saori decide que es hora de la confrontación final contra el poder oculto del Santuario, y se dirige al encuentro del Patriarca justo en la boca del lobo; seguido, claro, por los Santos de bronce. Sin embargo un ataque a traición hiere mortalmente a Saori con una flecha de oro, lo cual obliga a Seiya y sus compañeros a enfrentar a los Santos de oro mientras recorren las doce casas del Santuario en doce horas para así salvar la vida de Atenea. Finalmente logran derrotar a Saga de Géminis, el falso patriarca que intentó asesinar a Atenea, quien liberado del poder que dominaba su mente, se suicida luego de pedir el perdón de la diosa. 


Asgard:

Ahora la batalla es en Asgard. Hilda de Polaris, la representante de Odin en Asgard, ha sido corrompida por el anillo nibelungo. Llena de sed de poder y con la ayuda de los guerreros divinos de Asgard, Hilda plenea pasar por encima del santuario. Pero eso no esto todo. Hilda no está interesada en seguir orando para que los casquetes polares no se derritan e inunden una buena parte del mundo, así que el mundo vuelve a correr peligro.
Sin más opción, Athena decide hacer el trabajo de Hilda mientras Seiya y los otros le quitan el anillo nibelungo a Hilda para que todo vuelva a la normalidad, pero para ello, deben conseguir los 7 safiros de Odín. La batalla contra los guerreros divinos de Asgard resulta muy complicada, y en algunas ocasiones realmente trágica. Al final, Seiya consigue los 7 safiros de Odín y con la ayuda de la armadura de Odín logra quitarle el anillo nibelungo a Hilda.

Es entonces cuando da la cara el verdadero enemigo, se trata de Poseidón, rey de los mares, quien aprovecha la debilidad de Athena (para variar) y se la lleva al templo de Poseidon localizado en el fondo del mar. Sin tiempo para descansar, los caballeros de bronce se dirigen a rescatar a Athena, otra batalla más por el destino del mundo ha dado inicio.
Sin más opción, Athena decide hacer el trabajo de Hilda mientras Seiya y los otros le quitan el anillo nibelungo a Hilda para que todo vuelva a la normalidad, pero para ello, deben conseguir los 7 safiros de Odín. La batalla contra los guerreros divinos de Asgard resulta muy complicada, y en algunas ocasiones realmente trágica. Al final, Seiya consigue los 7 safiros de Odín y con la ayuda de la armadura de Odín logra quitarle el anillo nibelungo a Hilda. 

Poseidón:

Atenea ahora controla nuevamente el Santuario y se prepara para la próxima Guerra santa que habrá de librar con Hades. Sin embargo, algo imprevisto sucede: Poseidón, dios de los mares, ha despertado insospechadamente en esta era y ha decidido exterminar a la raza humana. El enfrentamiento entre ambas divinidades es inevitable. Saori es llevada al Santuario del mar, y allí voluntariamente es encerrada en el Soporte Principal del templo de Poseidón. Seiya, Hyōga, Shiryū y Shun acuden al rescate de la diosa. Sin embargo para destruir el Soporte Principal, es necesario que destruyan los siete pilares que sostienen los mares del mundo.

La dificultad reside en que cada pilar es resguardado por un General de Poseidón. Seiya y los demás, ayudados por Ikki, derrotan a todos los Generales de Poseidón y para destruir a poseidon Seiya, Shiryu y Hyoga se colocan las armaduras de oro Shyryu y Hyoga la de sus tutores respetivamente (Dohko de Libra y Kamus de Acuario) Seiya por su parte se coloca la armadura de Aioros de sagitario y logran rescatar a Atenea, quien una vez libre, vuelve a encerrar el espíritu de Poseidón. 

Hades:

Finalmente, de verdad la hora ha llegado. El dios Hades reanuda la sangrienta batalla de 243 años atrás por el control de la Tierra. Los Espectros de Hades inician el ataque al Santuario de Atenea ayudados por los Santos de oro que murieron en la batalla de las doce casas. Su misión: la cabeza de Atenea. Incluso el antiguo patriarca, Shion de Aries, está del lado de los espectros. En un combate de doce horas contra los Santos de Oro y los Santos de Bronce (en los cuales son muertos Aldebarán de Tauro, Shaka de Virgo y varios Espectros de Hades), sólo Saga, Camus y Shura logran llegar ante Atenea, quien al entender su propósito oculto se quita la vida delante de ellos.

Seiya y los demás se dirigen al mundo de los muertos para ayudar a Atenea en esta lucha. Allí se enfrentan a numerosos espectros, pero Hades lleva a Atenea a los Campos Eliseos. Allí los Santos de Bronce enfrentan su más dura prueba, Tánatos el dios de la muerte los deja a punto de morir. Sin embargo, su espíritu combativo y la sangre de Atenea, reviven sus armaduras como Armaduras divinas, y con ellas vencen a Tánatos y a su hermano Hipnos, y de igual manera ayudan a Atenea a derrotar a Hades. Lamentablemente, Seiya es herido mortalmente por la espada de Hades. Los Santos han cumplido su misión y la Tierra ha sido salvada.

Video Intro
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario